lunes, 29 de abril de 2013

Mercedes Sosa en la pantalla grande


(Extraído de: www.losandes.com.ar)

Bajo el título "Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica", se estrenó el documental de Rodrigo Vila en el Festival Internacional de Cine de Panamá.

Un documental sobre la vida y obra de la cantante argentina Mercedes Sosa fue estrenado este sábado en Panamá, durante la segunda edición del Festival Internacional de Cine que se celebra en el país centroamericano.

Bajo el título "Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica", el argentino Rodrigo Vila hace en su cinta un recorrido por la vida personal y artística de la cantante, fallecida en 2009.

En la película aparecen testimonios de artistas como los brasileños Milton Nascimento y Chico Buarque; los argentinos Fito Paez y Julio Bocca; el cubano Pablo Milanés; el puertorriqueño René Pérez (Calle 13) y el escocés David Byrne (Talking Heads).

"Sin ella no se puede escribir la Historia de América Latina, incluso la historia política", asegura Milanés en la película.

En 94 minutos Fabian Matus, hijo de la artista fruto de su relación con el también compositor Oscar Matus, hace un recorrido por la vida de su madre, en un trabajo en el cual aparecen entrevistas y actuaciones musicales de la cantante.

Entre los momentos más emotivos que se pueden ver está la interpretación que Sosa hace de "Sólo le pido a Dios", del argentino León Gieco, en una actuación realizada en el teatro Ópera de Buenos Aires en 1982, tras su regreso del exilio en Madrid y París.

También se puede ver a una Sosa improvisando "El tiempo pasa" de Milanés, quien en una actuación en el Luna Park de Buenos Aires sorprendió a la artista argentina, mezclada entre el público, y le pidió que cantara sin subir al escenario, y su última grabación junto a René Pérez.
Conocida como "la Negra", Sosa, nacida en San Miguel de Tucumán en 1935, es considerada por muchos la principal cantante de Argentina. 



Mercedes Sosa - "La Voz de Latinoamerica" (Trailer)

viernes, 26 de abril de 2013

Agrotóxicos contaminan Laguna del Cisne en Canelones



Desde diciembre del 2012 la Laguna del Cisne, ubicada en el departamento de Canelones, se ha visto seriamente afectada por el uso de agrotóxicos, dado que en los campos linderos a la misma se ha sembrado soja transgénica. Las plantaciones de soja transgénica, llegan a escasos metros de la laguna, e incluso en zonas inundables.

Los vecinos han constatado paulatinamente un deterioro ecológico, muerte de peces, anfibios, aves y disminución de la vegetación de superficie de la laguna. La cercanía de las plantaciones a las viviendas, en algunos casos apenas a 10 metros de distancia ha provocado impactos en los pobladores de la zona, como resultado de las fumigaciones y la deriva de los agrotóxicos utilizados en los cultivos.

Algunos habitantes de la zona manifiestan haber tenido diarreas, sarpullido en la piel, ardor en los ojos y tos.


Leer notacompleta en http://www.rapaluruguay.org/agrotoxicos/Uruguay/Agrotoxicos_contaminan_laguna_del%20Cisne.htm

Testimonios de vecinos de la cuenca de Laguna del Cisne, lugar que abastece de agua a más de 100.000 personas en la zona sur de Canelones. El área se encuentra actualmente rodeada por más de 400 hectáreas de soja transgénica.

miércoles, 24 de abril de 2013

ARTIGAS "La versión popular de la Revolución de Mayo" - PACHO O' DONNELL (Video-entrevista)


*Para Pacho O'Donnell, Artigas es mucho más que el prócer de los uruguayos. Se trata del primer caudillo popular del Rio de La Plata, y el encargado -merced a su carisma y sentido de equidad- de introducir al pueblo en una Revolución que en sus inicios no era más que un putsch organizado por la burguesía comercial porteña.

Más allá del exilio y la leyenda negra con la que sus enemigos quisieron borrarlo para siempre, ese Artigas del Éxodo, del Congreso de Oriente y de las Instrucciones del año XIII, es una referencia mayor en uno tiempos en los que - en palabras del autor- "la unidad latinoamericana es más que una esperanza". *(Extractado de www.montevideo.com.uy)





Pacho O' Donnell, historiador argentino, presidente del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano “Manuel Dorrego”

martes, 23 de abril de 2013

¿A quien le interesa la cultura? por Helena Trujillo Luque

¿A QUIÉN LE INTERESA LA CULTURA?
 
¿Al librero que llena sus estanterías con los últimos éxitos editoriales?
¿A los políticos que nunca tienen tiempo para hablar con los poetas, los maestros, los músicos o los pintores, qué sólo tienen tiempo para los pelotazos urbanísticos y las fotos populistas?



¿A las grandes editoriales que sólo publican literatura barata?
¿A ti, a mí? ¿A quién interesa la cultura?
Podrás pensar ¿qué fue lo que le pasó a esta chica para hacerse hoy tantas preguntas? ¿Se habrá vuelto loca Helena después de ver las entrañas de la tierra en Alhaurín? ¿Se le indigestó algún libro o alguna conversación? Nada de eso, querido/a amigo/a, hoy me di cuenta de que la cultura no tiene cabida en lo institucional. Las agendas de los centros culturales, casas de la cultura, bibliotecas, están llenas de actividades populistas, que atraen al gran público, que no conmueven ninguna célula y que no se salen de lo políticamente correcto.
La tan conocida como “cultura popular”, a mi modesto parecer, causa sus estragos. La gente no lee nada, se lee a sí misma. Se regodean de sus experiencias infantiles, de sus amores frustrados, pero nadie leyó un buen poeta, nadie nombra a otro ser humano más grande que él. ¿Quién se acuerda de Lorca si no es para hablar de dónde está enterrado? ¿Usted se acuerda de Alberti, alguna vez lo leyó? ¿Conoce al gran poeta Almafuerte y sus sonetos medicinales que engrandan el espíritu? ¿Acaso lloró con los Heraldos Negros de Vallejo?

 



Yo he llorado con un buen poema, he alcanzado la más honda felicidad escuchando leer a los grandes poetas y he disfrutado leyendo mis poetas favoritos a otros oídos. Pero eso, ¿a quién le interesa? ¿Quién quiere que el pueblo sea culto? ¿A quién beneficia que haya buenos escritores en una ciudad? Está claro que a usted y a mí nos interesa y nos beneficia, pero no a los políticos, no a las grandes marcas comerciales, no a la “cultura establecida” donde sólo unos pocos son llamados personas cultas. A ellos no les interesa que nosotros leamos, que discriminemos entre buenos y malos autores, que desechemos la literatura barata y busquemos en las estanterías las grandes obras de la literatura universal. Si esto ocurriese, ¿quién les leería a ellos? los listos, los intelectuales de nuestro país, los que siempre hablan de lo mismo y con los mismos, los que aprendieron su formulilla y no les saques de ahí.
Yo no quiero eso, aunque no pretendo cambiar el mundo. Que siga, que sigan así, yo buscaré las rendijas de la jaula, los resquicios donde hay personas que sí quieren ser cultas, que sí quieren leer, que quieren conocer a Girondo, Octavio Paz, Aleixandre, Huidobro, Menassa, Whitman. No seré perseguida como antaño, pero tampoco recogeré grandes aplausos ni recitaré en grandes teatros. Bastará con una sala recogida, donde el público vibre conmigo y yo con él.

*Helena Trujillo Luque

jueves, 11 de abril de 2013

Martín Aquino (El último matrero Oriental) Película

Ponciano Martín Aquino (Tala, 1889 - Fraile Muerto, Cerro Largo, 5 de marzo de 1917) Célebre matrero, que a principios del siglo XX adquirió fama enfrentándose con la policía en medio de los campos uruguayos.










 
Una película de RICARDO ROMERO CURBELO
 con Duilio Borch y Lidia Etchemendy.
1996.




*Martín Aquino, el último matrero oriental, ya incorporado al imaginario colectivo y la mitología popular.

Nació en Canelones en 1889. Era hijo de madre soltera.

Tendría un futuro de milico de pueblo, tropero, peón rural, contrabandista o matrero. Lo fue todo –o casi todo– en el espacio de sus 28 años de vida.

Aquino tenía aspecto de indio, pelo negro y lacio, cara larga, boca regular, nariz afilada y ojos oscuros. Así lucía con 15 años, cuando se enroló en las tropas coloradas que combatían al caudillo blanco Aparicio Saravia. Corría el año 1904.

Después de su primer combate, se le asignó a tareas menores. El había nacido para la lucha y desertó del Ejército, tras robar cuatro caballos. Luego se integró a las filas blancas y hasta trabajó en la estancia de Nepomuceno Saravia, con el nombre de Simón Rondán.

Posteriormente se alistó como guardiacivil. Se rebeló contra sus superiores cuando le negaron un dinero de su sueldo. Volvió a desertar para pasar a la clandestinidad y transformarse en contrabandista.

Vivió en los montes, refugiándose en cuevas, sin órdenes ni patrones, montado sobre el lomo su moro, de cara al viento, tan libre como los pájaros.

Sus hazañas enfrentando a la Policía le valieron una aureola de gallardía y romanticismo.

El joven mestizo, audaz y valiente que comisarios y milicos perseguían sin éxito, era el comentario de muchas criadas en las cocinas de las estancias y la admiración de peones y troperos.

En 1909 cargó su primera muerte, cuando en una áspera discusión mató de tres balazos a su patrón, un brasileño de nombre Andrés Ferreira.

Todo comenzó con un entredicho por unas reses ahogadas al cruzar un arroyo, que Ferreira le quiso descontar a de su salario de tropero. Aquino no lo aceptó.

Luego llegaron otras muertes, como la ocurrida en los pagos de Florida, el 20 de agosto de 1910, cuando sobre las costas del Río Santa Lucía se vio sorprendido por una patrulla y tuvo que abrirse paso a balazos. Allí mató a uno de sus perseguidores.

Montado en su moro, arropado en su poncho, con un amplio sombrero sobre la nuca, no se detuvo hasta cruzar la frontera, para internarse en territorio brasileño y refugiarse en una estancia.

Meses después, lo sorprendió una patrulla riograndense, en setiembre de 1911. Después de permanecer casi un año preso en Brasil, con fuertes medidas de seguridad, fue trasladado a Montevideo. Muchos curiosos se dieron cita en la Estación Central para presenciar su llegada.

Tenía 22 años y ya había comenzado a edificar su leyenda.

Trasladado a la ciudad de Minas, fue procesado por homicidio, robo y abigeato.

Se fugó de la cárcel minuana cuando cayeron las primeras sombras del 5 de julio de 1913.

Desde ese momento, la constante de su vida fue huir. También se multiplicaron los enfrentamientos con comisarios, sargentos y todos los soldados que lo perseguían.

Su pedido de captura, con foto incluida, adornaba las paredes de las comisarías de campaña.

Para muchos pobres, era un romántico aventurero que robaba a los ricos.

El último matrero oriental fue engañado por un infiltrado de nombre Nicodemes Olivera, que fue dado de baja por la Policía para ganarse su amistad. Aquino, criollo de ley, le ofreció su ayuda solidaria y eso le resultó fatal.

Por entonces contrabandeaba por el camino de los quileros y frecuentaba el llamado Comercio Pérez, una suerte de despacho de bebidas y de ramos generales en los límites con Brasil.

Además concurría a las reuniones partidarias de Nepomuceno Saravia en los parajes de Quiebra Yugos y dormía en la casa de un vecino de nombre Juan María Martínez.

Con dinero, buen caballo y armas, Olivera comenzó a frecuentar el rancho de Martínez, ganándose la confianza de éste y la de su compañera Regina Melgarejo.

El 5 de marzo de 1917 se estableció un estricto sistema de vigilancia. Al caer la noche, después de un fuerte aguacero, llegó la patrulla, rodeó la vivienda y comenzó a disparar.

Aquino gastó todas sus balas y destinó la última para disparársela en la frente.

La Policía esperó todo el día para entrar al rancho, porque desconfiaba que el matrero estuviera muerto.


*(Extractado del artículo "Disparen contra Martín Aquino publicado en LA RED 21 - http://www.lr21.com.uy/)

El Matrero - canción de RUBEN LENA y llevada al disco por LOS OLIMAREÑOS:
"Quiero a la sombra de un ala" Los Olimareños 1966 - Sello Orfeo.

lunes, 8 de abril de 2013

Botnia-UPM arroja endosulfán al río Uruguay,

Determinaron que Botnia-UPM arroja endosulfán al río Uruguay, aunque está prohibido en 60 países





El Comité Científico de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) pudo determinar que la empresa Botnia-UPM trabaja en su planta con endosulfán -pese a su uso está prohibido en 60 países, incluído Uruguay- y que, a su vez, lo arroja al río. La información fue confirmada a ANALISIS DIGITAL por fuentes uruguayas. Las muestras de agua fueron extraídas en ocasión del ingreso el pasado 20 de noviembre de 2012, pero fueron confirmadas por científicos de Canadá en los últimos días. El endosulfán es un insecticida y está considerado altamente tóxico.

Leer noticia completa en LA HORA VERDE